lunes, 23 de enero de 2017

Croquetas de jamón serrano

Las croquetas son un plato que gustan a "casi todo el mundo", aunque me atrevería a decir que no disgusta a nadie.
Sirve como aperitivo, de acompañamiento e incluso de plato único.
Lo mejor de ellas es, que puedes hacerlas en cualquier momento, porque sus ingredientes están en casi todas las casas. Y es una receta de aprovechamiento, ya que se puede hacer con cualquier (sí, leéis bien) ingrediente: carne, pescado, marisco, verduras, legumbres...
Es verdad que, son un poco laboriosas, pero en cuanto le coges el truco, en un plis, las tienes hechas.
Yo aconsejo que cuando tengáis un rato libre, hagáis de varias clases. Para que no de tanta pereza. Yo suelo hacer la masa el día antes, después me pongo todo bien preparado (como veréis más abajo) y en cadena todo se hace mucho más rápido. Las pongo en una fuente, las meto una hora en el congelador y, ya puedo meterlas después en bolsas y otra vez al congelador. Así siempre tengo croquetas ricas y deliciosas.
Estas son de jamón, pero con los mismos ingredientes y variando el jamón, podéis hacer las que queráis.Con esta cantidad de masa salen unas treinta croquetas. Espero que os gusten.  
Mirad que jugosas.
Ingredientes:
Para el "Roux" (mezcla de harina y alguna grasa que se usa para ligar, muchas de las salsas básicas)
-500 g leche evaporada
-500 g leche desnatada
-un trozo de jamón serrano curado (podéis usar un hueso, yo no tenía, por eso usé el jamón)
- 2 cucharadas de aceite de oliva ( para que no se queme la mantequilla)
-90 g de mantequilla
-90 g de harina
-2 cebolletas muy picadítas
-200 g (más o menos) de jamón serrano a taquitos 
-sal ( poca, el jamón ya suelta bastante)
-nuez moscada (yo prefiero rallarla en el momento) 
Para el montaje de las croquetas:
-harina
-2 huevos
-pan rallado
-aceite de oliva virgen extra (para freir)
Preparación:
 Ponemos las dos leches en un cazo, y añadimos el trozo de jamón.
 Lo ponemos a fuego lento, no queremos que hierva (si no, se consumirá el líquido), solo que la leche tome el sabor del jamón.
 Mientras picamos las cebolletas...
 ...echamos las dos cucharadas de aceite en una sartén...
 ...incorporamos la mantequilla.
 Movemos la sartén un poco para que se vayan ligando las dos grasas.
 Cuando ya está fundida la mantequilla, incorporamos las cebolletas a fuego bajo (las queremos transparentes, no fritas)...
...removemos bien para que se hagan por igual por todas partes.
 Cuando veamos que ya están transparentes, es el momento de echar el jamón (que ya lo tenemos cortado y limpio).
 Mezclar bien a fuego lento un rato.
Añadimos la harina (se me olvidó hacer la foto de este paso).Revolvemos muy bien, hasta tostarla toda (sin que se queme). Cuando veamos que se toma un color dorado, es el momento de ir añadiendo la leche, poco a poco. La colamos, para no añadir la nata (cuanto menos grasa mejor).
 Hasta que no esté toda la leche, ligada con la harina, no incorporar más.
 Este paso es un poco pesado, pero con un poquito de paciencia...
 Me gusta mover con varillas, disuelvo mejor los grumos. Aunque el truco para que no haya grumos es,echar la leche caliente.
Rallo un poco de nuez moscada. Podéis usarla molida, pero yo le encuentro más sabor a todas las especias, si la rallamos, trituramos o majamos en el momento de usarlas.
 Yo uso este rallador pequeñito, pero cualquiera que tengáis en casa vale. Incluso si no tenéis, un cuchillo os puede servir.
 Seguid moviendo, para incorporar bien la nuez.
 Sabréis que la masa ya está lista, cuando notéis que se despega de la sartén sin ayuda.Yo aquí prefiero usar una lengua (esta espátula de silicona)
 Veréis que ya está espesa y que se despega.
Momento sacar y poner en una fuente a enfriar. Debemos tapar con un film transparente, dejando que este toque toda la superficie de la masa, para que al enfriar no se haga una costra duras. Dejaremos enfriar un par de horas.
Es el momento del montaje de la croqueta.
Una manera de no armar mucho jaleo ( ensuciar) y tener un mínimo de organización es, poner los platos en el orden en que debemos usarlos. Es decir: masa de croquetas, harina, huevo, pan rallado y un plato para ir colocándolas.
 Nos echamos una gota de aceite en las manos,nos lo restregamos bien en las palmas. Cogemos una bola de masa más o menos del tamaño que aparece en la foto...
 ...le damos forma ovalada...
 ...echamos en la harina.
 Yo suelo tener un colador (para no tocarlas mucho) para quitar el exceso de harina...
 Pasamos por el huevo batido...
 ...después por el pan rayado...
 ...las sacamos. Cuando ya tengamos hechas unas pocas (y siempre que os veáis capaces de hacer varias cosas a la vez.No porque seáis torpes, si no, porque hay que estar muy pendientes de que no se quemen las croquetas, que se hacen muy rápido)ponéis aceite en una sartén y lo calentáis, sin que llegue a humear...
 ...y vamos friendo por tandas. No muchas, para que estemos pendiente de dar la vuelta rápido y no se nos quemen.
 Escurrimos sobre papel absorbente y aquí tenemos a nuestras estupendas croquetas.
 Fáciles, económicas, socorridas, exquisitas...y muchos adjetivos más.
Aquí la veis con sus tropezones, ¡¡¡mirad que jugosaaa!!!
 ¡Espero que os guste! Y si la hacéis, dejadme un comentarioy me contáis si os ha gustado. Print Friendly and PDF

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Chat gratis